Biden suspende construcción de muro en frontera sur de EEUU

SAN DIEGO (AP) — Días antes de que Joe Biden asumiera la presidencia de Estados Unidos, los equipos de construcción trabajaron rápidamente para concluir el muro ordenado por el presidente Donald Trump en el Parque de la Amistad, un parque binacional que la entonces primera dama Pat Nixon inauguró en 1971 como un símbolo de la amistad transfronteriza.

Biden ordenó el miércoles hacer una “pausa” en toda la construcción del muro en el plazo de una semana, uno de 17 decretos que emitió en su primer día en el cargo, incluidos seis relacionados con la inmigración.

La orden deja inconclusos proyectos con un valor de miles de millones de dólares a lo largo de la frontera, pero aún bajo contrato, después de que Trump trabajó fervientemente el año pasado para construir vallas en más de 720 kilómetros (450 millas), un objetivo que dijo haber cumplido ocho días antes de dejar el cargo.

Hasta el 15 de enero, el gobierno había gastado 6.100 millones de dólares de los 10.800 millones previstos en contratos, de acuerdo con un asesor demócrata del Senado con conocimiento de los contratos y quien habló bajo condición de anonimato debido a que los detalles no se han hecho públicos. El importe total de los contratos habría extendido el muro de Trump a 1.069 kilómetros (664 millas).

Biden, tratando de cumplir su promesa de no construir “ni un pie más”, dio a su gobierno dos meses para determinar cuánto costaría cancelar los contratos y si el dinero podría destinarse a otros fines. El asesor del Senado señaló que los costos serían negociados con los contratistas y que el gobierno buscaría gastar lo que sea que quede en cuestiones relacionadas con la frontera, como carreteras, luces, sensores y otro tipo de tecnología.

Públicamente, el gobierno de Trump indicó que había asignado 15.000 millones de dólares para el muro. El asesor del Senado dijo que realmente habían sido 16.450 millones de dólares hasta el miércoles, de los cuales 5.800 millones fueron asignados por el Congreso y el resto desviado de los departamentos de Defensa y del Tesoro.

El gobierno de Trump notifico al asesor del Senado el 14 de enero que iba a seguir adelante con un contrato de 863 millones de dólares, pero no fue adjudicado.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército, que ha otorgado los contratos del muro con dinero del Departamento de Defensa, dijo el jueves que instruyó a los equipos que no instalaran ninguna barrera adicional y que limitaran la actividad en los próximos días a lo “necesario para preparar de manera segura cada sitio para la suspensión de los trabajos”.

John Kurc, un activista que publica videos de explosiones con dinamita realizadas por los equipos de construcción, señaló que vio cómo se colocaba una carga de dinamita el miércoles por la tarde en el Cañón de Guadalupe, en el extremo este de Arizona, mientras se llevaba a cabo la investidura de Biden en Washington.

Maquinaria pesada ha estado trabajando en caminos cavados en las laderas rocosas de las montañas, haciendo hoyos para colocar postes en terrenos propiedad de la Oficina de Administración de Tierras.

Activistas en el Valle del Río Grande, Texas, que es la zona más concurrida para cruces ilegales y está cerca de Nogales, Arizona, vieron el jueves camiones y equipos de construcción inactivos.

Pero en San Diego, cuadrillas de trabajadores reemplazaban el jueves una valla de acero con imponentes postes espaciados estrechamente y con placas de acero en su parte superior que se elevan 9 metros (30 pies), dijo Dan Watman, de Friends of Friendship Park (Amigos del Parque de la Amistad), un grupo que promueve el acceso público al parque transfronterizo.

Los contratistas empezaron la semana pasada, comentó Watman, que fue informado del proyecto durante una conferencia telefónica realizada en diciembre con los agentes de la Patrulla Fronteriza, pero no recibió ninguna explicación al respecto. La agencia refirió las preguntas a la Casa Blanca, la cual no tenía comentarios al respecto.

Trump dijo que el muro fronterizo sería “prácticamente impenetrable” y que México lo pagaría, algo que nunca ocurrió. Sin bien el muro es mucho más formidable que las barreras que reemplazó, no es inusual que los contrabandistas de personas guíen a la gente para que pase encima o a través de él. Algunas porciones pueden ser cortadas con herramientas eléctricas que se adquieren fácilmente.

Pese a la fanfarronería de Trump, funcionarios de la Patrulla Fronteriza han dicho que nunca se tuvo la intención de que el muro impidiera el paso a todo el mundo, sino que más bien era para hacer que su avance fuera más lento.

José Edgar Zuleta, cuyo negocio de venta de joyería religiosa en la ciudad mexicana de Puebla se vino abajo debido a la pandemia de coronavirus, superó dos muros en el Parque de la Amistad en octubre con una escalera especial. Avanzó entre la maleza en una zona fuertemente vigilada durante una media hora antes de ser detenido. Su hijo de 21 años, que iba adelante de él, fue detenido horas después.

Zuleta acordó pagarles a los traficantes 19.000 dólares por él y su hijo, pero sólo si lograban llegar a Estados Unidos, donde tenían esperanzas de trabajar como jardineros en el sur de California. Regresó a su casa con su esposa y su madre, y podría volverlo a intentar.

El parque transfronterizo ha sido escenario de clases de yoga, conciertos e incontables conferencias de prensa, incluida una en 2018 en la que el entonces secretario de Justicia Jeff Sessions anunció una política de “tolerancia cero” que llevó a la separación de miles de niños de sus padres en la frontera de Estados Unidos con México.

Una antigua plaza de toros y restaurantes con vista al mar rodean el lado mexicano, mientras que en Estados Unidos hay matorrales de los humedales.

Hace años la gente se pasaba productos de panadería, se besaba y estrechaba las manos a través de una alambrada. Watman recuerda pasar herramientas de un lado a otro en 2007 para plantar un jardín transfronterizo que sigue ahí.

Desde 2012, después de la construcción de un doble muro en el parque, la Patrulla Fronteriza ha abierto una puerta muchos fines de semana para dejar pasar hasta a 10 personas al mismo tiempo para que charlen con aquellos que se encuentran en el lado mexicano.

SLSCO Ltd., con sede en Galveston, Texas, ganó los contratos para construir dobles muros en 22 kilómetros (14 millas) en San Diego. La portavoz de la compañía, Liz Rogers, dijo que los trabajos en el Parque de la Amistad son independientes y los realiza otra empresa.

La Corte Suprema tiene previsto escuchar los argumentos el próximo mes en torno a si el gobierno transfirió ilícitamente miles de millones de dólares del Departamento de Defensa para construir el muro después de que el Congreso federal se negó a autorizar el dinero que Trump solicitaba, lo cual derivó en un cierre gubernamental que se extendió 35 días en 2017.

De momento no está claro si Biden adoptará la posición de Trump ante la Corte Suprema. El informe del gobierno debe presentarse el 11 de febrero.

Por su parte, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador celebró la decisión de Biden de suspender la construcción del muro pero, en defensa de Trump, señaló que desde la década de 1990 los presidentes estadounidenses han construido barreras fronterizas. Mostró una gráfica para demostrar su afirmación.

___

Los periodistas de The Associated Press Nomaan Merchant en Houston, Anita Snow en Phoenix y Christopher Sherman en la Ciudad de México contribuyeron a este despacho.

___

Este despacho ha sido corregido para informar que el contratista SLSCO Ltd. dijo que otra compañía está haciendo las labores de construcción en el Parque de la Amistad en San Diego.

Categories: AP Spanish